¿Oyes bien?

La audición se va perdiendo muy lentamente y solo nos damos cuenta de ello cuando ya no oímos algunos sonidos y no comprendemos o confundimos palabras.

  • ¿Te cuesta seguir una conversación en lugares ruidosos?
  • ¿Te cuesta entender lo que te dicen por teléfono?
  • ¿Pides que te hablen más alto o que te repitan las palabras?
  • ¿Subes el volumen de la tele más que tu familia?
  • ¿Cuándo te hablan, lees los labios porque no entiendes lo que te dicen?
  • ¿Tienes la sensación de que todo el mundo habla muy bajo?

Si has marcado alguna de las casillas, te recomendamos que hagas una revisión auditiva gratuita. Es la manera más segura de controlar tu audición. No hace daño ni molesta y es gratis.

Parece que no existe pérdida auditiva. Recuerda que es importante que un especialista auditivo revise tu oído todos los años; la pérdida auditiva puede convertirse en un problema si no se trata a tiempo.