Blog

NO ESCUCHO BIEN LO QUE ME DICEN. ¿ME ESTOY QUEDANDO SORDO?

Muchas personas suelen darse cuenta que no escuchan bien cuando están hablando con algún familiar o amigo. Entonces, inevitablemente, se hacen la siguiente pregunta: ¿Me estoy quedando sordo?

Si te estás haciendo esta pregunta, hoy te llevamos algunos consejos e información acerca lo que puedes hacer si empiezas a descubrir que no escuchas bien los sonidos de tu entorno.

 

¿Es normal quedarse sordo si siempre he escuchado bien?

Nuestra oreja escucha, de manera activa o involuntaria, millones de informaciones auditivas cada día. No solo escuchamos los sonidos de las conversaciones, la televisión, la radio o la música. A todos estos ímpetus hay que añadirle todos aquellos sonidos de ambiente: por ejemplo los sonidos fuertes de la calle, las obras o el tránsito del vehículo.

Delante de este gran volumen de sonidos, si no cuidamos nuestra salud auditiva tenemos la posibilidad de quedarnos sordos de manera gradualIgual que los huesos se desgastan con la edad, el oído también padece un desgaste constante con el paso del tiempo y es habitual empezar a quedarse sordo cuando nos hacemos mayores.

 

→ La presbiacusia es la pérdida auditiva a causa de la edadSuele empezar a aparecer a partir de los 55 años. Cuando más grandes nos hacemos más probabilidad tenemos de padecer pérdida auditiva progresiva. 

 

Esto no quiere decir que nos quedamos sordos de un día por otro. Si padecemos presbiacusia o pérdida auditiva progresiva no dejaremos de sentir de manera completa. Lo que notaremos es que empezamos a escuchar peor, que nos cuesta seguir las conversaciones con otras personas o que cada vez tenemos que subir más el volumen de la televisión para poder entender lo que dicen.

La presbiacusia es un síntoma común en nuestra sociedad. Mucha gente padece esta pérdida auditiva y con la edad empieza a escuchar peor.

 

¿Cómo saber seguro si me estoy quedando sordo?

Si pensamos que nos podemos encontrar en esta situación y creemos que no estamos escuchando bien lo que nos dicen, el primer paso es saber seguro si estamos padeciendo una pérdida auditiva progresiva. El oído nos da señales constantes para avisarnos que no está escuchando bien. Solo hay que fijarse en ellos.

Cuando empezamos a no escuchar bien, los primeros síntomas que padecemos son:

  • Nos cuesta seguir las conversaciones, sobretodo cuando hay muchas personas. Tenemos que fijarnos con sus labios.
  • Nos cuesta entender lo que nos dicen. Sentimos murmurar pero no entendemos con claridad.
  • Empezamos a subir el volumen de la televisión más de lo que es habitual.
  • Nos cuesta hablar por teléfono y no acabamos de entender lo que nos dice la otra persona por teléfono.
  • Empieza a ser habitual tener que pedir que nos repiten lo que acaban de decir.
  • Nos cuesta separar los sonidos de ambiente y las conversaciones.

 

→ Si quieres saber más: Test auditivo: ¿eres capaz de sentir, escuchar i entender?

Si nos sentimos identificados con alguno de estos síntomas podemos estar delante de una situación de pérdida auditiva. Ahora bien, la mejor recomendación para saber seguro si no escuchas bien es hacerse un test auditivo.

Al tratarse de un problema de salud, la pérdida auditiva solo la puede diagnosticar un médico especializado en el oído, es decir, un audiólogo.

El audiólogo, que estudia la audiología, será el único capaz de afirmar con seguridad si estamos padeciendo un problema de pérdida auditiva y si es por esta razón que no escuchamos bien.

Por eso te recomendamos que, si crees que no escuchas bien y te puedes estar quedando sordo, acudes al médico del oído igual que harías si no te encuentras bien.

 

¿Tienes algún problema? Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso: